Blogia
Notas de opinión

2020 Visions

A comienzos de la década actual el Departamento de Comercio de los Estados Unidos encargó a una quincena de personalidades la realización de una serie de artículos referentes a posibles escenarios futuros de la educación el año 2020, muy especialmente en relación con el impacto y la generalización del uso de las tecnologías. Estas aportaciones fueron recogidas en el informe "2020 VISIONS. Transforming Education and Training Through Advanced Technologies", publicado el año 2002, que se puede encontrar en Internet.

Su lectura es un ejercicio muy interesante, sobre todo porque algunos planteamientos que se hacen y ciertas situaciones que se describen parecen tan extrañas a nuestra cotidianeidad que se diría que son meras especulaciones o escenarios imposibles, que no llegarán nunca a formar parte de nuestra realidad. Quizás sea así, pero se tiene que ser prudente. Para señalar sólo dos ejemplos relacionados con las telecomunicaciones, ¿quién habría dicho hace diez años, cuando apenas en España empezó a funcionar el servicio InfoVía -que representó una primera y tímida democratización de las comunicaciones de datos- que el acceso a Internet se habría desarrollado tal como lo está hoy, a pesar de sus limitaciones? ¿Qué comparación hay entre la situación actual y la de veinte años atrás, cuando el que subscribe estas líneas y un reducidísimo número de colegas (considerados privilegiados por algunos, por otros simplemente "estos que juegan con sus maquinitas", ajenos a la inmensa mayoría) experimentábamos con servicios X25 a 300 bits por segundo? (sí, trescientos bps!)

Es obvio que las cosas cambian aunque no sea nada fácil hacer previsiones acerca de como lo van a hacer. Volviendo a nuestro tema, en el mencionado informe hay un artículo de Chris Dede, profesor de Learning Technologies de la facultad de educación de la Universidad de Harvard que tiene por título "Vignettes about the Future of Learning Technologies". No describiré ahora los escenarios educativos que plantea Dede, sino que me limito a destacar unas conclusiones que se extraen del trozo final de su artículo.

La primera es que el asunto realmente importante en cuanto a la efectividad de las TIC para el aprendizaje no es la sofisticación de las tecnologías, sino las maneras de emplearlas para motivar y ayudar a aprender a quienes las usan.

La segunda es que las barreras fundamentales para emplear las tecnologías en el aprendizaje de una manera eficaz no son técnicas o económicas, sino psicológicas, organizativas, políticas y culturales. Considerar las TIC como un asunto meramente técnico es una receta segura de fracaso o de mínimos resultados.

Y la tercera conclusión, finalmente, es que para llegar a materializar las oportunidades educativas que ofrecen las TIC es esencial desarrollar potentes proyectos e implementaciones piloto, a la vez que métodos de transferir y de "escalar" dichos proyectos. Estas implementaciones tienen que contribuir a que evolucionen las concepciones que sobre el aprendizaje y la escolarización tiene la ciudadanía y el propio profesorado, demasiado ancladas en el pasado.

Personalmente opino que estas consideraciones, expuestas por el mismo Chris Dede en el Congreso de los Estados Unidos, son perfectamente aplicables a nuestro caso y situación, y que se debería obrar en consecuencia, especialmente en lo que se refiere a proyectos piloto potentes y de envergadura.

Ferran Ruiz Tarragó

frtarrago@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres