Blogia
Notas de opinión

1x1, webcams e intimidad

A raíz de la creación de la web www.votamicuerpo.com que, por cierto, sigue activa, hace tres años dediqué una Nota de opinión al uso de webcams por parte de niños y adolescentes (Webcams e intimidad). En ella comentaba que el concepto "uso seguro de Internet" se había situado mucho más allá del acceso a contenidos "peligrosos", adquiriendo toda una nueva dimensión gracias a la disponibilidad de webcams baratas e integradas. Vuelvo ahora a hablar de las aplicaciones de las webcams pero desde una óptica inesperada: su uso para espiar a los alumnos, allí donde estén.

Lower Merion School District es un distrito escolar de Philadelphia, en el estado norteamericano de Pennsylvania, que lleva a cabo un programa 1x1. Cada estudiante de secundaria superior (high school) dispone para su uso de un ordenador portátil Mac, que se debe destinar a las finalidades educativas previstas. En los ordenadores no se pueden instalar juegos ni otro software. Los usos comerciales, ilegales, inapropiados y contrarios a la ética están prohibidos, o al menos lo están para los alumnos. En febrero pasado este distrito escolar fue denunciado ante un juzgado de Philadelphia por la utilización no autorizada de una webcam para espiar a un alumno en su propio domicilio.

El asunto se destapó cuando el estudiante Blake Robbins fue amonestado por "comportamiento impropio" por la vicedirectora (assistant principal) de su centro. Al parecer, ésta le enseñó una fotografía -que no se ha hecho pública-, obtenida con la webcam del Mac en casa del alumno. Los padres del joven presentaron una denuncia y el tema ha llegado a la Unión Americana de Libertades Civiles (American Civil Liberties Union), aunque por ahora no es parte denunciante. Además de llegar al juzgado, el asunto ha llegado a los periódicos (como Philadelphia Daily News, The Guardian y The New York Times) y la Wikipedia le dedica un amplio artículo (Blake J. Robbins v. Lower Merion School District).

Por lo visto, los laptops disponen de un elemento "de seguridad" que permite activar remotamente la webcam. Según representantes del distrito escolar esto está destinado a ayudar a localizar el ordenador en caso de pérdida o de robo, y nunca se ha activado para ningún otro propósito. En un comunicado poco detallado el responsable (superintendent) del distrito escolar explica que los estudiantes pueden utilizar libremente las webcams con finalidad educativa y que el control remoto sólo se ha empleado en el tipo de situaciones previstas y niega cualquier otro tipo de utilización. De momento se ha desactivado la opción y según el superintendent en ningún caso se volverá a poner en funcionamiento sin previa notificación por escrito a los alumnos y sus familias.

El responsable de sistemas del distrito que puso en marcha este "servicio" explica su funcionamiento en YouTube. Está del todo convencido de la brillantez de la idea y, por lo que dice, la activación de las webcams ha demostrado su utilidad al permitir localizar ordenadores olvidados o perdidos en el propio centro y que sus propietarios habían denunciado como robados. Para que todo esto funcione y dé los resultados previstos, es necesario que nadie se entere de que la webcam está en marcha. Pero transparencia no se le puede negar a este individuo y en su blog personal explica cómo conseguir que la funcionalidad de webcam controlada externamente no sea visible por el usuario.

Estas explicaciones hacen pensar que posiblemente (sólo es una conjetura mía) el principal error de las autoridades académicas haya sido ceder a los argumentos y a la lógica de los responsables técnicos. Ven las cosas desde su óptica particular y pueden llegar a convencer a los directivos y "decision-makers", los cuales inseguros en los temas de TIC y de Internet y no demasiado proclives a poner el tiempo y la energía mental necesaria, delegan la responsabilidad en técnicos "que saben lo que hacen". Y ya se ve lo que pasa.

Obviamente la noticia ha originado todo tipo de comentarios. Hay quien piensa que es lícito activar las webcams a distancia cuando existe la posibilidad de capturar una acción ilegal (esto justificaría tenerlas siempres activas, dando empleo a innumerables defensores de la moral y las buenas costumbres) o que el propio estudiante esté en situación de riesgo o en peligro de abuso. Sin embargo la mayoría piensa sensatamente que en ningún caso se debe invadir la intimidad. Para otros las operaciones 1x1 son la manifestación más clara de que "The Big Brother" ha llegado a todas partes y que ahora los centros educativos son sus agentes a domicilio. Sin embargo las webcams ya se usan para espiar al alumno en la propia clase (como se puede ver en este ilustrativo vídeo) y los escritorios de usuario cada vez incorporan más funcionalidades de control y supervisión. En esta lógica, pasar de controlar el alumno dentro del centro con la ayuda de la tecnología a tratar de hacerlo cuando está en el exterior del centro (lo que incluye su propio domicilio) sólo supone un paso, y parece que alguien empieza a darlo. Al fin y al cabo, el espionaje y la violación de la intimidad en nombre de la seguridad están a la orden del día.

Si toda esta historia es cierta (me gustaría que no lo fuera y que todo ello para un montaje) y acaban confirmandose los términos de la denuncia, la historia de la educación habrá abierto oficialmente un nuevo e incierto capítulo. Si el asunto va adelante y hay un proceso judicial, será interesante seguirlo, con la esperanza de que suscite un gran debate. Por cierto, hablando de juicios y por si alguien recuerda el caso de la pobre Julie Amero, me complace decir que finalmente fue absuelta.

Ferran Ruiz Tarragó

frtarrago@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres